Newsletter


El despoblado morisco de l’Alcúdia, en la Vall de Gallinera

Poblado morisco de l'Alcúdia, en Vall de Gallinera, Marina Alta, Alicante

En nuestros valles rurales del norte de Alicante hay muchas maravillas por descubrir. Una de ellas es el despoblado morisco de l’Alcúdia, en el municipio alicantino de Vall de Gallinera (Marina Alta).

En las proximidades del núcleo urbano de Benirrama, encontramos los restos palpables de la presencia árabe en estas tierras de cerezos, almendros, olivos,… A pesar de que la expulsión de los moriscos se produjo en el siglo XVII, en 1609, algunos de estos asentamientos se despoblaron anteriormente, y otros, como el de l’Alcúdia, han sido habitados hasta el siglo XIX. Los escombros que vemos son, obviamente, construcciones de época relativamente reciente, situadas en el mismo lugar en que estaban los antiguos asentamientos moriscos.

Poblado morisco de l'Alcúdia, en Vall de Gallinera, Marina Alta, Alicante

Las fuentes, junto con la presencia de enterramientos descubiertos en lugares inusuales, en campos de cultivo, nos permiten situar los despoblados, junto con los testimonios históricos de cronistas y viajeros, o la memoria colectiva de los vecinos y vecinas de la zona. Por ejemplo, en Vall de Gallinera hubo 21 de estos lugares en época medieval, de los cuales hoy están habitados no llega a una decena, y de algunos de los cuales se desconoce el punto donde estaban situados.

Poblado morisco de l'Alcúdia, en Vall de Gallinera, Marina Alta, Alicante

Benimahomet, Llombai, Bolcàssim, Benimarsoc, Benibader… son los nombres de algunos de estos despoblados. En el valle contíguo a la de Gallinera, Vall de Ebo, encontramos la Atzubieta, Capaimona o la Queirola. Algunos, como el Atzubieta, en un magnífico estado de conservación.

Hoy los restos que podemos ver son las paredes de la iglesia, que estaba dedicada a Santa Magdalena, según el libro “La Vall de Gallinera. Per camins de moriscos i mallorquins“, de Vicent Morera y Juanjo Ortolà, así como también los restos de algunas viviendas en sus alrededores. A unos centenares de metros encontramos la Fuente de l’Alcúdia. La iglesia actualmente está vallada, a pesar de que tanto su estructura como el conjunto se puede ver perfectamente.

Un trozo de la historia en nuestros valles de montaña con sabor a mar, ¡¡no te lo pierdas!!

Extracto y traducción del blog Pobles Valencians abandonats

Comments are closed.